CA L’ISABEL

Ca l’Isabel ubicada dentro del indomable folklore de Villanueva de los Castillejos decide cederle espacio a un lugar de descanso camuflado en el centro urbano. La construcción de Ca l’Isabel se remonta aproximadamente al año 1768, posteriormente al terremoto de Lisboa en 1755. Es por esta razón que la arquitectura de los inmuebles particulares del pueblo adquirieron un estilo de plena semejanza entre ellos en cuanto a las facha-das se refiere (pequeños ventanales, puertas con vistas al patio, paredes blancas y balcones repletos de flores).  Ca l’Isabel dispone de 200m2 habitables en los cuales distribuyen las distintas áreas en una misma planta baja, algo que facilita la llegada a todo tipo de visitante (menos riesgos para niños y ancianos por omisión de escaleras y fácil acceso para minusválidos)


LA CASA ESPACIO A ESPACIO

  • – Salón comedor con chimenea, televisión, reproductor  de películas y música Hi fi.
  • – Cocina equipada
  • – Baño completo
  • – Zona de lavado
  • – 2 habitaciones dobles cama Queensize
  • – 2 habitaciones con dos camas individuales cada una
  • – Patio central típico andaluz

Calle el Cabezo, 26
21540 Villanueva de los Castillejos
Huelva

El hogar está envuelto de un estilo de interiorismo claramente híbrido. Por un lado, se aprecia el valor sentimental andaluz posado en sus paredes claras, sus platos de cerámica tradicionales, los muebles y elementos de almacenaje y el desbordante mundo de sus plantas alegres. Por otro lado, la mirada nos sorprende hacia el estilo mudéjar, que se caracteriza por el empleo de elementos de construcción árabes, como el ladrillo y el yeso. Además muchos objetos decorativos te llevan a viajar suavemente por la influencia mahometana.

El patio… Sin lugar a dudas, este espacio resulta ser la joya de la casa. En la parte central del patio, un pozo tupido de flores y en un enredo de zarzas verdes, sitúa el punto donde pedir los deseos en este jardín de las delicias. Esta zona exterior de la casa describe las mejores experiencias en la memoria de cada uno de los huéspedes que han disfrutado de la estancia.

Tanto en el pueblo como en sus alrededores encuentras mercados o negocios familiares con productos de primera calidad, frescos y naturales. Resulta una gozada comprar unas buenas gambas o unos chuletones y prepararlo en el área de barbacoa, a la que cualquiera tiene acceso, de una forma totalmente casera, a un ritmo espontáneo y en un ambiente muy cómodo y amigable.

Después de un buen agasajo o llegando de montar a caballo puedes descansar en la zona lounge chillout. Se trata de un rincón en el que puedes leer, escuchar música o simplemente no hacer nada echado en una hamaca. Probablemente lo mejor es hacerlo debajo del naranjo o de caras a la pared donde cuelgan maceteros germinados luciendo distintos colores y aromas. En las noches, un desbordante perfume de jazmín acompaña la luz de las velas y el sonido de una guitarra clásica. Todo lo que te propongas que suceda en el jardín está a tu alcance, pues la relajación y el buen ánimo son sensaciones que se respiran todo el tiempo en este patio andaluz.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar